3

LA AUTOCRÍTICA ES SIGNO DE INTELIGENCIA

¿Eres crítico contigo mismo?

Es probable que te hayas embarcado en algún proyecto propio o junto a un equipo. Tanto en el primer caso como en el segundo, ya seas el CEO o cualquiera de los otros perfiles, te puedes hacer esa pregunta. Me atrevería a decir que DEBES hacerte esa pregunta. No únicamente para saber la respuesta sino para que tras esa introspección pongas solución a lo qué descubres que debieras cambiar.

 

Autocrítica signo inteligencia

 

Cuando estás involucrado en un proyecto es posible que una vez que habéis definido las tareas de cada uno y veis que la cosa va avanzando caigas en la trama de “acostumbrarte” o “acomodarte” a dicha situación. No digo que de repente dejes de trabajar en ello sino que te ves en una dinámica en la que crees que estás siendo productivo, cuando en realidad has bajado el nivel o estás dejando pasar buenas oportunidades por haberte cegado en cierta manera por la dinámica positiva general del proyecto.

Es por eso que siempre debemos tener la suficiente inteligencia de cuestionarnos a nosotros mismos como a los demás. Por ejemplo: si no estamos siendo productivos, ¿por qué?, ¿haces algo para evitarlo?

Esto de la autocrítica no es fácil y además hay que tener especial cuidado en cómo la llevamos a cabo. Como siempre, esta debería ser constructiva, y no destructiva. Ojo con las palabras que tu vocecilla interior dice sobre ti mismo, recuerda que éstas moldean tus emociones. En este segundo caso te perjudicarías más que beneficiarías, ya que si te culpas de una forma negativa por errores estarías acarreándolos como una condena incapacitadora en vez de como una práctica sana y rehabilitadora.

No todo el mundo tiene de por sí la capacidad, la modestia, o la falta (mejor dicho control) de ego necesaria para mirarse el ombligo, y por su puesto si no lo hacen de sí mismos difícilmente aceptan críticas de los demás. Pero en general hay otros que de vez en cuando nos criticamos, y por eso hacerlo de una o la otra forma que hemos visto, marcará la diferencia entre los sentimientos o emociones posteriores que nos provocará.

Creo que hacerte el sordo para no escuchar lo que no te interesa respecto a lo que te dicen terceras personas y sobre todo para no escucharte a ti mismo es grave, porque impedirá que puedas ejercer un cambio de mejora personal. Estarás perpetuamente estancado. Quizá sólo hay algo peor que tener un problema, y es no saber que lo tienes. Pensándolo bien, puede que sí haya otra cosa peor: TENER el problema, SABER que lo tienes, y NO HACER nada por cambiarlo. Por cambiarte.

 

Beneficios que puede aportar la autocrítica: tanto personales, como en los proyectos:

  • Contribuye a que nos sintamos mejor con nosotros mismos.
  • Detectar el área o característica que debieras mejorar con el fin de asumirla y ponerse manos a la obra a corregirlas.
  • Maduración mental y crecimiento como persona.
  • Corregir errores que afectaban directamente a la vida del proyecto y a las relaciones con los demás miembros.
  • Cuando tú mismo sabes detenerte y recapacitar para autocriticarte y corregirte, tienes mayor legitimidad para pedir a tu entorno (en este caso en los equipos) que también tengan la honestidad y la lucidez de reconocerse o mirar dentro de sí mismos para rectificar sus áreas lo antes posible, tanto para su beneficio como para el bien del proyecto. Opino que esto va muy de la mano del liderazgo de ejemplo y acompañamiento, en contraposición al liderazgo de imposición.
  • Cuando a nivel personal cada miembro tiene esta capacidad, más facilidad habrá en extrapolarlo o llevar a cabo una autocrítica en conjunto respecto al proyecto en común.

 

* * *

Ahora es tu turno. Tanto los lectores del blog como yo, estaremos encantados de leer tus experiencias y/o consejos en este ámbito más personal respecto a cómo realizas y cómo vives estos auto-juicios. Como siempre, todo lo que puedas aportar es bienvenido: ya sean experiencias positivas, negativas, o herramientas que te han funcionado para llevar a cabo buenas autocríticas.

 

Un saludo 🙂

Opt In Image
CONTENIDO ADICIONAL
Suscríbete a la Newsletter para recibir gratuitamente un contenido exclusivo que estoy preparando.

Carlos

Soy Carlos, tengo 25 años, y he decidido hacer realidad mis ideas. Ideas que brotan desde pequeño surgidas por mi insaciable curiosidad, aprendizaje, e interés por la creación. También me gusta colaborar en proyectos de otros hacedores.

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *