0

LA NUEVA DINÁMICA DEL ÉXITO

En este post presento información que recopilé cuando hace ya bastante tiempo leí un libro de una antigüedad considerable (1993) para su temática, La Nueva Dinámica del Éxito, de Denis Waitley (estudió en la academia naval de Annapolis y fue piloto naval. Formó parte del consejo de Medicina del Comité Olímpico de los EEUU).

La nueva dinámica del éxito1

Entre otras cosas, el libro trata de ofrecer métodos para lograr una actitud y mentalidad exitosa y para visualizar el triunfo valiéndose de historias reales de vida de dirigentes y deportistas. Extrayendo conclusiones de esas experiencias externas se nos explica que el triunfo no se logra sólo por capacidades, si no que todos tenemos el talento, la inteligencia y la perseverancia para conseguir lo mejor, pero que no todo el mundo tiene la actitud psicológica correcta. También nos ofrece nuevos paradigmas de liderazgo, teniendo en cuenta que el libro es de 1993 nos ofrece una buena premonición en cuanto a que el típico líder o jefe déspota y mandón deberá pasar a ser allegado a sus subordinados, colaborativo y trabajar al lado, no por delante.

Voy a plasmar aquí las máximas y la información más relevante de las que tomé nota, separándolo de todas las historias reales que Denis nos cuenta. Así quien no quiera leerse el libro encuentra aquí un resumen. Para los que quieran leerlo, éste es el link.

Los triunfadores avanzan hacia el resultado dominando y centrando su mente y energía. El deseo les impulsa y el miedo no les detiene.

A menudo el temor desaparece mediante el razonamiento y la acción.

Un campeón necesita habilidades para afrontar el cambio, puesto que el cambio para ellos supone una amenaza para el status quo, pero a la vez una oportunidad sin límites.

Se habla siempre mucho del miedo al fracaso, que va relacionado con el miedo al rechazo, pero no se habla tanto del miedo al éxito. En el libro nos cuentan que vendría provocado porque supone distanciarte de tus semejantes y alejarte de tu zona cómoda y porque si lo consigues, tendrás que soportar envidias y críticas de amigos hipócritas.

No se puede vencer sólo con el deseo. El deseo debe dividirse en pequeñas partes y alcanzar la meta principal con el método de la escalera.

El método de la escalera: El éxito máximo se construye sobre la base de pequeños objetivos. Esto es, fragmentar el objetivo en subobjetivos.

Consta de 4 fases:

  1. Definir: escribir el objetivo – establecer como un contrato legal.

2. Perfilar: como peldaño de escalera es menos intimidante.

3. Enmarcar en el tiempo: lo común es dividirlo en 90 días (1 Trimestre).

4. Lograr.

No esperes un milagro o el momento propicio.

Tú eres el responsable de los resultados que obtengas.

Pagar el precio: ¿cuál es el coste? -> El compromiso total.

No hay errores ni fracaso, sólo lecciones. Años después, a una colección de errores se les llama experiencia. Hay que tener una confianza básica en uno mismo para superar estos contratiempos.

Establece tus propias pautas internas para alcanzar el éxito.

Cuando hayas aprendido a desafiarte diariamente a ti mismo habrás dado uno de los pasos más importantes para el éxito. “No se podía mirar al espejo por la mañana y pensar que había dado menos de sí mismo de lo que podía dar”.

No te compares con otros, la competencia sólo para mantener la excelencia, desarrollar tu potencial.

Hacerlo siempre lo mejor posible según tus – habilidades y – objetivos.

El verdadero éxito no se mide por lo que otros digan o alcancen.

No actuar para impresionar a los demás o allegados sino busca algo que ames.

La elección es tuya:

De ti depende hacer de tu vida lo que deseas.

Tienes –habilidades y –capacidades = tú elijes qué haces con ellas.

Si no lo intentas no hay recompensas.

 

Disfruta de la vida en toda su dimensión:

  • Haz cosas para y con los demás.
  • Amplia horizontes.
  • Elije para ganar.

Tienes que dedicar cada minuto de tu tiempo libre al campo que has elegido. No pierdas el tiempo que te ha sido concedido.

Los campeones nacen, los perdedores se deshacen. El rasgo que comparten los campeones es la fe en su valía personal, ya que si tu éxito depende de valores externos estarían sometidos a la ansiedad constantemente.

Valía = cualidades -> naces con talento de campeón.

Debes conseguir ser capaz de reconocer al triunfador interior, y así usarlo para lograr el objetivo propuesto (la medalla exterior).

Las diferencias entre los individuos estimulan las vidas de los otros.

Los líderes auténticos tienen la capacidad de subordinar su ego al bien del funcionamiento del equipo. Saben escuchar y aprender.

El éxito es el resultado del esfuerzo en mucha mayor medida que de la habilidad.

“Espere lo mejor, planifique para lo peor, y prepárese para la sorpresa” Bill Toomey.

La vida es un tesoro, no una búsqueda del tesoro.

El éxito es un viaje, no un destino.

Viajar lleno de esperanza es mucho mejor que llegar.

 

Credo de 7 puntos para lograr lo mejor de ti mismo:

  1. Sé siempre tú mismo.

A título personal no estoy demasiado de acuerdo con este primer punto que nos presenta el libro, ya que muchas personas si fueran ellas mismas jamás conseguirían nada. Quiero entender que el autor se refiere a una versión mejorada y trabajada de ti mismo.

2. Haz que cada día sea tu obra maestra.

3. Ayuda a los demás.

4. Lee buenos libros.

5. Convierte la amistad en un arte exquisito.

6. Construye un cobijo para los días de lluvia.

7. Reza para encontrar guía, y da las gracias por tus bendiciones diarias.

Extrapolando ese concepto religioso usado por el autor, podemos traducir esta frase a que ojalá encuentres a un buen mentor y agradece que otro sigues vivo otro día más.

 

Los directores deberían decir a los subordinados: “¿Qué puedo hacer por usted?”

Finalizo el post con una útima máxima de llamada a la acción: Cuando 1 minuto pasa, pasa para siempre. El día tiene las mismas horas para todos (mi día tiene las mismas que el de Shakespeare, el de Einstein, etc.) aprovéchalo.

Opt In Image
CONTENIDO ADICIONAL
Suscríbete a la Newsletter para recibir gratuitamente un contenido exclusivo que estoy preparando.

Carlos

Soy Carlos, tengo 25 años, y he decidido hacer realidad mis ideas. Ideas que brotan desde pequeño surgidas por mi insaciable curiosidad, aprendizaje, e interés por la creación. También me gusta colaborar en proyectos de otros hacedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *