0

¡NI SE TE OCURRA CONTAR TU IDEA!

Mucho ojo querido emprendedor, hay auténticos ladrones de ideas que están agazapados, acechandote, esperando el momento oportuno en el que se te escape algún detalle de más de tu proyecto y poder forrarse con ello. ¿Qué hay de realidad y de leyenda urbana en todo ello?

Tengo que confesar que a mí los momentos ideas me encantan. Ese momento en el que tu cerebro crea conexiones entre conceptos, experiencias, etc. gracias a las sinapsis entre dendritas, neuronas, y demás configuraciones del cerebro para dar lugar a la concepción de una idea.

no cuentes tu idea ladrones

Pero hay que ser consciente de que si nuestra intención es generar negocio de ello no debemos idealizar ese momento como si la idea fuera el único agente que te va a llevar al éxito económico y de reconocimiento puesto que realmente lo vital viene en la parte de la ejecución de la misma tanto la cuestión de productividad como la cuestión humana respecto a la supervivencia del equipo.

Hay quien dice que no te avergüence copiar, utilizar cosas que hacen los demás para mejorarlas nosotros, pero esto no lo traduzcas en aprovecharte de la gente.

Para ser justos, habría que diferenciar entre robar, copiar, y reinterpretar la idea. Mirad este pequeño fragmento de la película The Pirates of Silicon Valley.

En un marco más local, podéis ver este otro video en el que a partir del minuto [1:09:40] Risto me responde sobre el tema en cuestión.

Considerando los motivos por los que la gente no cuenta sus ideas podríamos destacar el miedo a que te la roben y tengan los ingresos con ello y tú no, el miedo a que te descubran que tu idea no va a tener éxito porque realmente es mala, existe, o la competencia es inalcanzable; y la ignoracia, por ser novato en esto del emprendimiento aún no sabes los beneficios que tiene contarlas.

Evidentemente no todo es blanco o negro, pueden haber excepciones en las que lo más correcto es no desvelar, por ejemplo si estás en un proceso de patente.

 

Ni se te ocurra contar tu idea si no quieres:

1. Encontrar equipo: no solo la persona con la que estás hablando sino que tal vez esta conoce a alguien del sector que sería un buen contacto para ti o una incorporación al equipo.

2. Añadir ideas a la tuya: los que no se añaden igualmente dan nuevas ideas mientras se la cuentas. De hecho, un producto o software no es una sola idea, son muchas que interactúan.

3. Saber qué aceptación tiene: esto es a modo informativo, pero no tiene por qué ser vinculante, ya que no tenemos por qué tomar como categórico lo que nos dice alguien no profesional del sector.

4. Descubrir errores: así como también puntos fuertes que no sabías.  Pocas veces un proyecto termina pareciendose a la idea inicial.

5. Colaboraciones/partnerships: la persona igual no se une a tu equipo pero resulta que su negocio podría vincularse a tu proyecto.

6. Curtirte: hay quien intentará tumbarte la validez y viabilidad de tu idea o proyecto. Algunos lo harán por envidia e impotencia, otros lo harán porque de verdad consideran que no es factible, y otros con experiencia solo para ponerte a prueba y ver cómo defiendes cada punto. Cualquiera que sea el motivo te va a resultar muy útil para ser consciente de que puedes recibir palos, claro que sí, no todo el mundo te va a hacer la ola, y te va a preparar para enfrentarte a este tipo de situaciones (imagínate ante un inversor).

7. Motivación: por el lado contrario, si recibes buenas valoraciones y ánimos, te servirá de empuje para seguir trabajando en ello.

8. Conseguir futuros usuarios/clientes: quizá no se unan a tu equipo, porque no pueden, no les interesa o lo que sea, pero nos dice que a nivel usuario estaría encantado de usarla porque necesitaba algo así. (Hay que cogerle su contacto porque este será uno de nuestros early adopters :D)

Que no cunda el pánico, por regla general la gente tiene sus propios proyectos, incluso normalmente en áreas distintas, puede que ni siquiera les interese tu temática, y no se van a poner a desarrollarla. Además de que muy poca gente podría hacerse suya tu idea, en el sentido de que no la van a sentir como tú, porque para empezar tú fuiste el que tuvo ese momento de éxtasis cerebral; no han dedicado aún esfuerzos en ella, etc.

Opt In Image
CONTENIDO ADICIONAL
Suscríbete a la Newsletter para recibir gratuitamente un contenido exclusivo que estoy preparando.

Carlos

Soy Carlos, tengo 25 años, y he decidido hacer realidad mis ideas. Ideas que brotan desde pequeño surgidas por mi insaciable curiosidad, aprendizaje, e interés por la creación. También me gusta colaborar en proyectos de otros hacedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *