Sobre mí

 

Antecedentes

Recuerdo cuando era pequeño y me surgía una nueva idea para un invento o para resolver alguna necesidad. Ese momento interno mágico me alegraba e incluso me ponía nervioso, exagerando quizás la importancia o utilidad de la determinada ocurrencia.

A día de hoy sigo teniendo esas sensaciones cuando me surgen nuevas ideas, de sopetón o provocadas, pero ahora es distinto. ¿Por qué?

Normalmente cuando esto ocurría, las guardaba en un cajón mental, o las escribía en la “libreta de las ideas e inventos”. De algunas llegaba a hacer algún prototipo, pero generalmente plasmarlas en la libreta era lo máximo hasta donde llegaba.

Y es que antes no era consciente de la capacidad real que uno mismo puede llegar a tener para llevar a cabo sus ideas (inventos, solución, o lo que fuera), ya que sí conocía la existencia de figuras como las patentes, pero lo veía como algo alejado a particulares, más bien como algo a lo que tenían solamente acceso personas formadas en disciplinas técnicas como la ingeniería o los inventores de renombre. Así que me dedicaba a apuntarlas y poco más, con curiosidad de ver qué idea ocuparía la siguiente hoja de mi cuaderno.

El punto de inflexión viene aproximadamente a los 18 y 19 años cuando por una mezcla entre intencionalidad y casualidad, esa mentalidad que se mantenía latente explota y empiezo a interesarme por el mundo del emprendimiento, la plasmación de ideas a la realidad tangible, y descubriendo un mundo fascinante por internet que empieza a ocuparme el tiempo delante del ordenador, leyendo durante horas, incluso de madrugada, puesto que mi mente pedía absorber más y más información a la vez que se inspiraba para nuevos proyectos: esta vez online.

Por tanto, en estos últimos años, a parte de la formación reglada/académica en el grado de Criminología (terminado en julio de 2014), he tenido un empapamiento de los temas anteriormente citados, no menos importante creo yo.

Pues es en esos momentos cuando reflexiono y veo que SÍ es posible. Que hay muchísima gente ejecutando sus ideas y sus ocurrencias, y me pregunto…ya que soy capaz de generar y reconocer ideas ¿por qué no intentarlo yo también?

 

Consolidación de objetivos:

Así que, rescato y consulto la libreta y hojas sueltas de ideas añejas (obviamente a muchas no les veo proyección actualmente, y otras ya existen en alguna variante) con el propósito de que las actuales y las próximas vean la luz.

Ahora, con más edad, intentaré enfocarlas desde una vertiente más de la creación de negocio, o social.

Pues aquí estoy, habiendo dado el paso a la presencia online con el fin de enlazar los diversos proyectos; que los posibles usuarios o lectores tengan la oportunidad de consultar de dónde salen; y por mi parte, disfrutar de los beneficios que internet puede ofrecernos a las personas que nos identificamos con estos ideales, filosofía, o como queráis llamarlo, ya que entre otras cosas, permite ponernos en contacto para compartir inquietudes, experiencias, y quién sabe… un futuro proyecto común.

 

Sobre qué voy a escribir

Emprendimiento.

Negocios online.

Apps.

Filosofadas (o reflexiones) peculiares.

Percepción y experiencias propias en los temas citados: puede verse a modo de vivencias de un ejecutor “ejecutador” novato. 🙂

 

Ando por:

–          Twitter

–          Instagram

–          Google +

–          Youtube

–          E-mail

 

 

Carlos Jiménez